viernes, 9 de marzo de 2007

A modo de "bonus track" hoy viernes os traigo unas imágenes que me han gustado bastante de el TAU-Unicaja del pasado fin de semana. Normalmente antes de un partido importante la tensión se corta en el ambiente: caras serias para reflejar concentración, ceños fruncidos... A veces olvidamos que se trata de un juego, importante, por supuesto, muy importante para los protagonistas, ya que además es para ellos un trabajo, pero un juego en el que debes disfrutar, al fin y al cabo.

Por eso, y tras unas semanas en las que se ha hablado de la presión, de la ansiedad, de la tensión a la que se somete a los protagonistas (todo a raiz del problema de Perasovic) resulta refrescante ver cómo el trío arbitral del partido citado afronta los instantes previos a su inicio. Y ¿quién dice que no estén concentrados? ¿quién que no estén listos para "torear"?

Me gusta ver a jugadores que juegan sonriendo, todos los que he entrenado capaces de sonreir en el juego (independientemente de la edad) han destacado sobre los demás... Por tanto, también me agrada ver a los árbitros sonreir.

¡Feliz fin de semana!

Publicar un comentario en la entrada