miércoles, 26 de abril de 2006

Artículo Técnico: Trabajo de mejora de tiros libres (V)

Detalles a tener en cuenta

Yo no busco utopías a la hora de corregir la mecánica de un jugador con cierto grado de formación. Los pequeños “defectos” que aparecen en los libros, como pequeñas desviaciones de las angulaciones óptimas de muñeca, codo, hombro, o la posición de los pies no exactamente a la anchura de los hombros... no les doy demasiada importancia. Sólo entro en estos aspectos si la desviación es excesiva o hay gestos que verdaderamente imposibilitan un lanzamiento “correcto”.
Lo primero que hago de cualquier manera es observar al jugador, sin ningún tipo de comentario ni corrección, es absolutamente necesario tener claro cuál es el problema que queremos corregir antes de empezar a explicarle lo que le ocurre a su mecánica. Es decir, durante las primeras dos sesiones soy partidario de observar, nada más. A partir de aquí ya deberíamos tener claro qué queremos corregir y cómo lo queremos hacer.
En este momento yo pregunto al jugador por qué cree él que falla en los tiros libres. No tengáis miedo de preguntar a vuestros jugadores, es probable que os puedan dar alguna clave, especialmente porque puede que os deis cuenta de que él piensa que hace bien algo que realmente hace mal y ese es un buen punto de partida para la corrección, para convencerle de que no está en lo cierto en su apreciación y conseguir que se de cuenta de ese error.
Posteriormente llegamos a la fase de corrección. Los errores que según mi experiencia más se repiten son:

• No hay trabajo de piernas: las piernas no impulsan, lo cual lleva a que la fuerza en el lanzamiento se realiza con brazo y muñeca. Esto resta mucha precisión al lanzamiento.
• Gesto de la mano: no conduce el balón en dirección al aro, sino que se desvía hacia un lado
• Variación en el gesto: una vez impulso de piernas, otra vez no uso las piernas, una vez la mano queda flexionada, otra vez queda rígida... esto vuelve loco al jugador, ya que cada vez falla de una manera determinada, se queda corto, luego se pasa, luego va desviado...
• No se mantiene el gesto final el tiempo necesario: lo cual facilita movimientos incorrectos que afectan al lanzamiento
Publicar un comentario