martes, 4 de abril de 2006

Artículo Técnico: Trabajo de mejora de tiros libres (II)


En la apreciación de que cortan el ritmo del entrenamiento discrepo abiertamente, por una razón: si debemos entrenar igual que jugamos, lo que hacemos al administrar los tiros libres no es sino acercarnos más aún a la situación real de juego. Lo que conseguimos es dar en el entrenamiento pausas reales que tendremos más tarde en los partidos. Creo que el jugador debe aprender a aprovechar estas pausas y no solo él, sino también el entrenador, para proporcionar instrucciones cercanas a las que va a tener que dar en el partido, en un tiempo muy limitado y que precisarán de gran claridad para que sean útiles.

Ejemplos de ejercicios que me gustan y que pueden utilizarse en la sesión conjunta de entrenamiento, por ejemplo antes de una pausa para beber:

· anotar un número determinado de tiros libres (en un aro o en cada aro)
· anotar un número determinado de tiros libres de manera consecutiva (en un aro o en cada aro)
· conseguir un porcentaje determinado sobre 10 tiros libres lanzados (por ejemplo un 70% si el jugador falla cuatro tiros vuelve a comenzar)
· sumar un número de puntos desde tiro libre, anotado vale uno, fallado resta dos




En todas estas situaciones hay un tiempo de consecución para cada objetivo, sin olvidar que todos los
jugadores deben tener unos segundos para beber agua, lo consigan o no (caso de que no consigan el objetivo, se les acumula el trabajo para el final de la sesión)
Publicar un comentario