miércoles, 20 de mayo de 2015

Nordic Championship - Solna 2015

Click here to read the post in English

Mientras los grandes nombres del basket europeo se daban cita en Madrid para el Adidas Next Generation Tournament, y la F4 de la Euroliga, la semana pasada tuve la oportunidad de asistir en directo al Nordic Basketball Championship. Bien conocido por muchos scouts y GM que suelen encontrar interesantes proyectos allí, a este torneo asisten las generaciones U16 y U18 de Suecia (organizadores) Finlandia, Islandia, Noruega, Estonia y Dinamarca (así como este año las selecciones U20 de Suecia y Estonia para jugar dos partidos durante el fin de semana) 

La terrible noticia acerca del fallecimiento de Rasmus Larsen entristeció a todos los presentes en Solnahallen, donde tanta gente le conocía bien y le había visto jugar en este mismo torneo. Todo el mundo tenía buenos recuerdos del joven jugador. 

Sobre el torneo, desde el punto de vista de un "outsider", escuchando muchos comentarios al respecto, podría parecer que no había tanto talento como en otras ediciones. Lauri Markkanen, considerado por Eurohopes como uno de los mejores 20 jugadores de 1997, se encuentra lesionado y no pudo jugar. Pero desde mi punto de vista de entrenador, he podido observar a muchos jugadores que, según mi experiencia en diversas primeras divisiones europeas (Hungría, Eslovaquia, Portugal) así como en las LEB en España, podrán estar listos para jugar a buen nivel (incluso muy bueno) si su desarrollo continúa de manera correcta y trabajan bien durante las próximas temporadas.

¿Proyectos NBA? probablemente no, pero si jugadores cuyo talento, su físico o ambos pueden poner en una muy buena posición para alcanzar las competiciones Top europeas. Al menos uno de los jugadores participantes ha sido reclutado por el Joventut de Badalona, por lo que pronto le veremos jugar en España.

El estilo del baloncesto durante el torneo, alto ritmo (algunos equipos prácticamente "run and gun", con diversas presiones en todo campo, más zona 2-3 de la que me hubiera gustado ver (principalmente por la baja intensidad y los errores en su ejecución), equipos jugando bloqueos directos con buenos espacios, mucho tiro de tres puntos y no demasiadas situaciones para balones interiores a los prometedores pívots presentes (sorprendente por la gran ventaja que tenían algunos de ellos) 

En lo técnico, uno de los principales problemas (que son comunes en diferentes países y campeonatos, como el U18 español que vi la semana anterior) es la calidad de los pases. Los entrenadores de "formación" deben dar mucho mayor énfasis a este fundamento. ¡No debemos depender del puro talento como único factor para tener buenos pasadores en nuestro deporte! Mi percepción es que necesitamos mucho más trabajo (y bueno) para desarrollar el pase.

En conjunto, ha sido una gran experiencia, me llevo muchos nombres en la agenda para seguir durante las próximas temporadas, y una cita con futuras ediciones de este interesante torneo.
Publicar un comentario en la entrada