lunes, 25 de mayo de 2015

Final Four 2015: Teodosic

Photo: Euroleague.net
Click here to read the post in English

Se ha comentado mucho acerca del rendimiento de Teodosic en la semifinal entre Olympiacos y CSKA.

No es la primera vez, ni será la última, que digo que en general buscamos una explicación a las victorias y las derrotas, que sea lo más sencilla posible, por lo que es normal escuchar que "este jugador ha perdido / ganado el partido", "esa pérdida fue la clave", "los fallos en los triples decidieron"... Todo aliñado con alguna estadística y un par de acciones aisladas, parece ser suficiente para encontrar la explicación que necesitamos para sentir que "sabemos" lo que ha pasado y por qué. 

Desde el punto de vista del entrenador, y hay muchos ejemplos de ello, el rendimiento de un equipo depende de muchos aspectos distintos. Y la influencia de un jugador en el desarrollo de un partido va más allá de, por poner un ejemplo, los puntos que anota. 

De cualquier manera, asumiendo el papel de "abogado del diablo", aquí os dejo varios números a favor de Teodosic: anotó 6 de los 17 puntos de su equipo en el último cuarto. Lo que supone el 35% de la anotación del CSKA en ese periodo. 

En el siguiente vídeo están las acciones que protagoniza Teodosic durante el último cuarto. Aquellas en las que maneja el balón y finaliza la jugada de su equipo. Se ha hablado de que fue, como dicen los americanos, un "ball stopper" (cuando le llega el balón, se acabó el juego de equipo), forzando acciones. Quizás podríamos compararlo con la actuación de Spanoulis, ¿hizo lo mismo la estrella griega, con un diferente desenlace? Pero también deberíamos analizar la actuación de los otros jugadores en pista, cómo se mueven (o no se mueven) y los espacios que ocupan en esas acciones (en algunas, claramente perjudicando el ataque) 



En la otra parte del campo, podemos preguntarnos si la regla de Olympiacos era atacar a Teodosic, ya que su defensa no es, digamos, la mejor de sus virtudes... Parece claro que concede un par de faltas sin un gran esfuerzo defensivo. En el segundo clip, hay un pase de canasta que resulta mucho más sencillo al conceder Teodosic una cómoda distancia (lo cual es frecuente cuando defiende al jugador con balón) 



Dentro del funcionamiento de un equipo, el entrenador debe tener en cuenta los defectos y virtudes de sus jugadores, quién está en la pista, qué aporta cada uno en cada momento (¿da o quita más?) ¿atraen las defensas determinados jugadores creando oportunidades para sus compañeros, aún sin conseguir anotar? Hay bastante que pensar, de cara a tomar esas decisiones sobre quién juega en cada momento. Una de las bellezas del deporte radica en esa elección. A veces la decisión correcta parece un error, a veces una decisión extraña acaba funcionando... A veces simplemente hay que simplificar las cosas y no intentar dirigir tanto el juego...

Recordemos, en fin, que "después de la batalla cualquiera es un buen general"

Publicar un comentario en la entrada