viernes, 10 de noviembre de 2006

Autobloqueo pívot

Es uno de los gestos que me resultan más significativos a la hora de juzgar el conocimiento del juego de un jugador interior. Esa capacidad de utilizar su propio cuerpo para abrir una linea de pase que implica un pase más de sus compañeros.

En las imágenes vemos como Perovic, del Partizán de Belgrado, en la última jornada de la Euroliga, realiza un giro sobre sí mismo, consiguiendo dejar a su defensor a su espalda, fijándole, y generandose un espacio óptimo para recibir y anotar. En este caso, sus compañeros no leen suficientemente bien esta opción y en lugar de dar un pase al hombre en 6'25 frontal, que sería el que pusiera el balón dentro para nuestro protagonista, buscan otra opción (también tiene algo que ver que Lubos Barton está activo en la defensa de la línea de pase a Drobnjak, en 6'25)

Publicar un comentario